martes, 27 de julio de 2010


En la tónica de denuncia y de observar un trabajo tan duro en unos jovenes, es que compongo este poema.


A penas 16 años


Las primeras luces del alba
los levanta de su cama,
la humedad y el frío
de la noche les acompaña.

Soñolientos atraviesan el río,
por el sendero suben a la montaña,
y adentrándose en el bosque de bambúes,
sus sombras los acechan cabizbajas.

Sus destinos se tejen sombríos
de su aldea al monte donde trabajan.
Cortan largos troncos con brío;
es el bambú que los mata.

Sus tímidos machetazos
cimbrean sus brazos y la caña,
tan sólo su corazón empuja
su empresa tan sobrehumana.

La escuela queda lejos
de sus mentes y de sus casas,
son apenas 16 años
que arremeten con ansia.

Y los niños ¿donde quedan?
¿A dónde fue su infancia?
Si es que la tuvieron, ellos ya
son hombres y mujeres del mañana.



Albert Torrell
Lao Choi, Viet Nam, Dec de 2009
Can Riera dels Assenssaments, Vic
Espanya, juliol de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu interés. Te contestaré en cuanto pueda.